Perrhijos y gaticos, conoce las nuevas familias

Por: Diana Ruiz 

Nuestra historia con las mascotas comenzó con el lobo, que fue el primer animal en domesticarse hace 18,000 años atrás de acuerdo con la investigación de la evolución del perro, hecha por Robert Wayne.

Estos lobos se desapegaron de su territorialidad al caminar desde Asia hasta Europa siguiendo los pasos de la evolución del hombre nómada hasta lo que es hoy en día.

Para tener un buen equipo debe haber una conexión que no fácilmente se forma con cualquiera; obviamente uno de los aspectos fundamentales para que todo funcione de manera orgánica es la comunicación. Y si no hay comunicación con nuestras mascotas ¿cómo es que hemos formado tan buen equipo a lo largo de los años?

En realidad esto se debe a una hormona llamada oxitocina, esta hormona que se libera al amar nos dirige a la empatía, sentimiento de protección y gracias a ella el entenderse con otros seres vivos sin necesidad de palabras, es posible.

Por consiguiente muchos animalitos se han ganado nuestros corazones con su lealtad, amor y ternura, dato respaldado por nuestro Sindicado de Adulto Joven: en el cual encontramos que el 56% de esta etapa de vida tiene mascotas en su hogar, a consecuencia de esto emerge un nuevo concepto de familia, la cual lejos de adaptarse a un modelo tradicionalista se identifica con códigos únicos como el de “los perrhijos y gaticos” buscando un crecimiento profesional y personal mediante preferencias específicas tal como aquella que consta de adoptar mascotas en lugar de tener hijos, puesto que esto facilita el estilo de vida permitiéndoles usar sus recursos en experiencias como viajar, ir de compras y consentir a sus mascotas.

 

Foto: Gallo Güero

A medida que la ola de las mascotas avanza, muchas empresas también lo hacen, de tal manera que ponen a disposición del mercado productos y servicios que se adaptan a una nueva perspectiva de consumo, en la que las mascotas pueden también ser partícipes de una experiencia, por ejemplo: los restaurantes con temática Pet Friendly en los cuales no solo puedes entrar con tu mascota, sino que en muchos casos te ofrecen un menú con platillos especialmente elaborados para ellos. La necesidad que cubren estos restaurantes es brindarles tranquilidad a las familias de poder salir con su perro o gato y no tener que dejarlo solo y estresado en un espacio reducido como es el automóvil, además de compartir con ellos una nueva experiencia de convivencia. Así como los restaurantes, existen estéticas, viajes y modelos de negocios diseñados para las mascotas, en donde puedes contratar a un cuidador que le dedique tiempo mientras tú trabajas, incluso existen redes sociales exclusivamente para perros o gatos en las que los dueños pueden compartir dudas, experiencias, recomendaciones, fotos graciosas o encontrarles pareja y amigos.

 

Reafirmando lo anterior, en una investigación publicada por Kate Torgovnisck se descubrió que el 71.16% de quienes tienen mascotas afirman poder entender las emociones de éstas, además que el 48.67% de los mismos encuestados mencionaron sentir un recíproco entendimiento y apoyo emocional por parte de sus mascotas cuando se encuentran viviendo un momento difícil.

Para complementar esta información Banfield Pet Hospital realizo su propio estudio en el que demostró los beneficios de tener una mascota en el lugar de trabajo, los cuales son:

la reducción del estrés de los empleados, el aumento de la productividad, mayor equilibrio entre la vida laboral y personal, además de la disminución de culpabilidad que los empleados tienen al irse dejando a sus mascotas solas en casa por largas horas.

 

 

La ideología de las parejas DINK’s (double income no kids) que tienen mascotas crece a medida de que la capacidad de compra disminuye, o eso era al principio ya que el ahorrar dinero no es la única ventaja. Este segmento considera que el amor a sus más mascotas es bien valorado, sin implicar tanto esfuerzo como el que demanda el tener hijos.

La aparición de este sector podría contrastar con el problema de los animales sin hogar, puesto que es una ideología que se sigue expandiendo gracias a ingeniosas campañas en los medios de comunicación que promueven la sensibilidad y la conciencia social acerca de la importancia con la que debe tomarse el tema de la adopción, invitando a la audiencia a darle una oportunidad a un nuevo miembro para integrarse a sus familias.

Muchas marcas están involucrándose en este movimiento.

Así como fue el caso de ADA, que tras encontrar en una investigación que la forma de emitir el mensaje de los refugios deprimía e intimidaba a las familias potenciales; a través de la culpa, colores grises y rejas, decidió cambiar en su totalidad el concepto de lo que la gente creía de la adopción en refugios, generando una aplicación que aleja todos los prejuicios presentes, permitiéndoles a los usuarios conocer a su futura mascota mediante un perfil con fotos e información de la misma, idea que motivó a los amantes de los animales a abandonar sus miedos y prejuicios aumentando 45% la adopción.

 

 

Los double income no kids no son el único segmento interesado en los animales, el mercado de las mascotas es cada vez más diverso, por lo que en definitiva es necesario prestarle atención y conocer importancia que tiene esta tendencia para la sociedad. No importa cuántos ni quienes conformen la familia: adoptar una mascota siempre será una buena opción.